Aragón_hoy

Buscar contenidos Hemeroteca Búsqueda por localidad Buscador avanzado

Ir al contenido de la web | Ir al menú de navegación



Estas en: Territorio y comarcas | El Presidente de Aragón celebra que los nuevos espacios de la Biblioteca sean el colofón del trabajo de restauración del Paraninfo de la Universidad de Zaragoza

viernes, 19 de julio de 2019
viernes, 14 de diciembre de 2018

El Presidente de Aragón celebra que los nuevos espacios de la Biblioteca sean el colofón del trabajo de restauración del Paraninfo de la Universidad de Zaragoza

La Antigua Sala de Lectura ha sido bautizada como Sala Jorge Coci, en honor del gran impresor del S. XVI
El Gobierno de Aragón ha participado en la inversión realizada para el acondicionamiento de los espacios del Archivo Histórico
Presentación de los nuevos espacios de la Biblioteca en el Paraninfo de la Universidad de Zaragoza
A lo largo de la primera mitad del año 2018 y coincidiendo con el año del 125 aniversario de la inauguración del edificio, se ha completado la última gran tarea de infraestructura que quedaba pendiente en el Paraninfo: el acondicionamiento y amueblamiento de los espacios destinados a almacenar las colecciones de la Biblioteca General y del Archivo Histórico de la Universidad, lo cual ha permitido traer definitivamente al Paraninfo las colecciones históricas y patrimoniales de la Universidad, entre los que se encuentran sus más preciados tesoros que la institución ha ido albergando a lo largo de su larga y azarosa historia.
 
Hoy han visitado estos espacios el Presidente de Aragón, Javier Lambán, y la consejera de Innovación, Investigación y Universidad, Pilar Alegría. Es, según el jefe del ejecutivo, “el mejor colofón a un proceso restaurador que precisaba completarse desde hace una década y que devuelve la dignidad que merece un templo del conocimiento y la cultura”. La totalidad de la obra se ha financiado con Fondos FEDER, y el Gobierno de Aragón ha aportado casi 300.000 euros de la partida destinada a infraestructuras universitarias. Unos trabajos que han permitido la exposición y difusión en mejores condiciones de acceso a la obra de los más ilustres científicos e investigadores de todas las disciplinas.
 
“En Aragón tenemos la inmensa fortuna de tener una universidad hacendosa, de prestigio, que sirve con lealtad, fidelidad y entusiasmo a la sociedad y una biblioteca y un archivo que conforme la vayan conociendo les sorprenderá y, en el caso de que sean aragoneses, les llenará de orgullo”, ha apuntado Lambán.
 
El Presidente de Aragón también ha manifestado que, desde el comienzo de la legislatura, su Gobierno “ha situado entre sus prioridades recuperar unas relaciones fructíferas con la universidad y ayudarles, desde el punto de vista económico e institucional, a desarrollar su altísima misión”. Lambán ha asegurado sentirse muy orgulloso “de haber colaborado con la universidad pública de Zaragoza” y ha asegurado que “merced a los apoyos del Gobierno, estos grandes profesionales han podido desarrollar su magnífica labor de la que toda la sociedad aragonesa está orgullosa”.
 
Las colecciones de la Biblioteca General y del Archivo Histórico de la Universidad ya estuvieron en el Paraninfo desde 1983 con ocasión del IV centenario de la Universidad, en 2006 fueron llevados a diferentes ubicaciones a la espera del final de las obras de restauración integral del edificio que concluyeron en 2008.
 
A partir de esta fecha se han ido reocupando los espacios ampliados de la Biblioteca con la Dirección y Servicios centrales de la Biblioteca (suscripciones, automatización, préstamo interbibliotecario, gestión de la información científica...), y acondicionamiento de la antigua sala de lectura como espacio expositivo. En 2015 se trasladó elCentro deDocumentación Europea, ubicada en la renovada Sala García Arista, que es también punto de atención y consulta de la Biblioteca General.
 
En 2018, con el amueblamiento y acondicionamiento del depósito y el traslado del fondo de la Biblioteca General y Archivo Histórico Universitario y de su personal, se completa un ciclo, concentrando en un solo lugar, aunque con espacios diferenciados, la custodia del patrimonio bibliográfico y documental de la Universidad y la prestación de servicios generales de atención a los usuarios -universitarios y ciudadanos- y especializados para los investigadores que necesitan acceder a fondos históricos de consulta restringida, en la Sala de Investigadores habilitada con este fin.
 
En los 500 metros cuadrados de depósito disponibles, se han amueblado los 5 espacios, tres de los cuales con mobiliario de almacenamiento compacto. En total, unos 5.000 metros lineales de estantería, capaces de albergar 125.000 libros y 10.000 cajas de archivo. A las medidas generales de seguridad de acceso y antifuego se añade la instalación de equipos autónomos de control de temperatura y humedad en los espacios destinados al fondo antiguo y el archivo histórico.
 
Preciosos tesoros
Durante la visita, iniciada en el depósito, el presidente y la consejera han podido contemplar documentación del Archivo Histórico, desde los Libros de Gestis de la Universidad, de los siglos XVII al XIX, a la documentación transferida más recientemente procedente de la antigua Escuela de Comercio y de las Escuelas de Maestras y de Maestros. Igualmente, el fondo histórico, que cuenta con 414 manuscritos, 405 incunables; más de 27.000 impresos de los siglos XVI al XVIII; fondos especiales: grabados –Caprichos de Goya-, dibujos, mapas, láminas de Cajal…; y más de 15.000 libros del s. XIX.
 
La Antigua Sala de Lectura, aprovechando la visita, ha sido bautizada como Sala Jorge Coci, en honor del gran impresor del S. XVI, afincado en Zaragoza, del que la Biblioteca conserva 40 obras de gran valor, algunas de ellas expuestas en la exposición que ahora tiene lugar en dicha, titulada Imprenta: textos y géneros medievales.
 
También han recorrido la Biblioteca General y Centro de DocumentaciónEuropea, en la Sala García Arista, que sirve de atención al público en general, la zona de servicios centrales de la Biblioteca y del Archivo Histórico. En este espacio se ubican las unidades dedicadas asuscripciones, automatización de la Biblioteca y gestión de la información científica (préstamo interbibliotecario, repositorio institucional, acceso abierto, etc).
 
Por último, han visitado la Sala de Investigadores, dedicada a la consulta de fondo histórico, patrimonial y materiales especiales (documentos del archivo y libro antiguo). Allí, han podido contemplar una serie de obras especialmente significativas, como el Album de Anatomía de Santiago Ramón y Cajal; los Caprichos de Goya; el Antifonario Mozárabe, del S. X; el Manipulus Curatorum, primer libro impreso en Zaragoza, en 1.475; un Libro de Gestis, e incluso el expediente académico de Cajal.
 
Sobre la Biblioteca de la Universidad de Zaragoza
La Universidad ha albergado colecciones de libros desde su origen, en 1542, si bien no se encuentran referencias documentales sobre la propia biblioteca hasta el siglo XVIII.
 
La estructura de la BUZ se adapta a la de la propia Universidad, muy descentralizada, y cuenta con 22 puntos de servicio repartidos en 15 centros y siete campus, a su vez, distribuidos en las tres provincias de la Comunidad Autónoma de Aragón.
 
Son usuarios de la BUZ 4.415 docentes; 32.410 estudiantes y 12.775 externos, atendidos por 183 bibliotecarios que ponen a su disposición, en 4.913 puestos de lectura, más de un millón de libros (el 8,7% electrónicos) y 54.750 revistas (más de la mitad electrónicas) y un fondo antiguo de 47.361 ejemplares, de los que 405 son incunables.
 
Una apuesta clara por la Universidad pública de calidad
Tanto la consejera como el presidente aragonés, han recordado la apuesta del Gobierno por una universidad pública, descentralizada y de calidad. Pero también, el apoyo a los estudiantes y las familias, poniendo en marcha el acuerdo de financiación básica 2016-2020, que facilita el funcionamiento básico y le otorga garantía de estabilidad y suficiencia, seguridad y planificación; el acuerdo anual de 2´5 millones de euros para infraestructuras; el Contrato programa para la reforma de la Facultad de Filosofía y Letras; el Contrato programa financiación Institutos de Investigación, con 5´4 millones de aquí a 2021; la Financiación plurianual para grupos de investigación o el Acuerdo para complementos salariales para profesores a jornada completa de UZ.
 
Gracias a la política propia de becas, se ha pasado de una ayuda a tres concretas, pasando de 223 beneficiarios a más de 2.200 que habrá este curso y de 274.500 euros a 3´2 millones de euros. Entre ellas, las ayudas complementarias al programa Erasmus+, las becas de movilidad, las ayudas a los másteres estratégicos, incluyendo la reducciónde los precios de los másteres en un 20% y que, por primera vez en 20 años, se bajó el precio de los grados una media de un 7%. También ha arrancado el primer curso con la bonificación del 50x50 de la matrícula.

  

Formulario para comentar el contenido:



Dirección de Comunicación del Gobierno de Aragón Contacto
Teléfono de contacto: 976 714 000

  • RSS
  • Facebook
  • Flickr
  • Twitter
  • Youtube
  • Ivoox