Aragón_hoy

Buscar contenidos Hemeroteca Búsqueda por localidad Buscador avanzado

Ir al contenido de la web | Ir al menú de navegación



Estas en: Portada | Gobierno de Aragón y Fundación La Caixa invierten en la mejora de los robledales del Moncayo

sábado, 08 de agosto de 2020
miércoles, 27 de junio de 2012

Gobierno de Aragón y Fundación La Caixa invierten en la mejora de los robledales del Moncayo

Las actuaciones selvícolas de “resalveo” permiten mejorar la estructura y el dinamismo de los bosques de roble melojo del Parque Natural del Moncayo, cuya conservación es prioritaria para Europa.
Los trabajos forestales se han desarrollado en los montes de Añón, Tarazona y Litago, y han permitido contratar dentro del programa INCORPORA a tres trabajadores en riesgo de exclusión social.
Bosque de roble melojo tras los trabajos de resalveo

En el Parque Natural del Moncayo, el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragon y la Fundación La Caixa han llevado a cabo diversas actuaciones de mejora en la estructura y el dinamismo de los bosques de roble melojo o rebollo (Quercus pyrenaica), cuya conservación es prioritaria tanto para la Directiva Europea de Hábitats, como por el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales, y para el Plan Rector de Uso y Gestión del propio Parque Natural.

Desde el Servicio Provincial de Zaragoza del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente se han dirigido los trabajos selvícolas de “resalveo” que permiten reducir la densidad de árboles existentes hasta alcanzar una media de unos 1.000 ejemplares por hectárea, seleccionando los pies o ejemplares de mejor porte y vigor. Dichos trabajos se han llevado a cabo en 37 hectáreas de cuatro Montes de Utilidad Pública pertenecientes a los municipios de Añón (El Rebollar y Alto, Pradilla y Canalejos), Tarazona (Dehesa del Moncayo) y de Litago (Lujanar y Plana de las Majadillas).

Cambio de manejo en la gestión del bosque

El manejo tradicional de las masas de rebollo ha sido mediante cortas a hecho o “matarrasa”, con turnos de corta de entre 20 y 35 años, con el fin de obtener leña para su consumo directo o para su transformación en carbón vegetal. Este tipo de selvicultura generaba masas coetáneas formadas por árboles de pequeñas dimensiones y estaba sometida a frecuentes procesos de puntisecado o decaimiento, muy alejadas de los modelos forestales que indican un estado de conservación favorable del hábitat.

La disminución de la demanda de combustibles vegetales (leña y carbón) respecto a épocas anteriores permite actualmente establecer en la planificación forestal nuevos modelos selvícolas tendentes a obtener masas compuestas por individuos de mayores dimensiones y de mayor vigor, que puedan llegar a reproducirse por semilla, mejorando la variabilidad genética de la masa y su adaptación al ambiente. El procedimiento para hacerlo es lo que se denomina “resalveo de conversión”, trabajo que a su vez genera leñas que quedan a disposición de los vecinos o para aprovechamiento comercial. Además, estos rodales resalveados admiten un uso ganadero que no puede darse antes de dichos tratamientos.

En el desarrollo de las actuaciones entre Gobierno de Aragón y La Caixa, los residuos de ramas y copas se han troceado con motosierra para acelerar su descomposición en toda la superficie, preservando una franja de 30 metros de anchura a los lados de las pistas forestales donde se han eliminado completamente mediante trituración para prevenir incendios forestales.

Los trabajos en Convenio con la Fundación La Caixa también han contemplado, en este caso, la realización y colocación de tres paneles interpretativos sobre la gestión del bosque de robles, y que han sido instalados en la pista del Balcón de Pilatos, el barranco del Apio y la paridera del Rebollar.

Durante la presente actuación, se ha realizado la contratación mediante el programa INCORPORA de 3 trabajadores en riesgo de exclusión social, uno por ser menor de 25 años sin estudios y los otros dos por ser personas inmigrantes.

Otras actuaciones de conservación de espacios naturales protegidos en convenio con La Caixa.

Durante el último año, además de estos trabajos en el el Parque Natural del Moncayo, el Gobierno de Aragón y la Fundación La Caixa también han llevado a cabo otras actuaciones de difusión y restauración en espacios naturales de la comunidad aragonesa, desarrollando así el “Tercer Convenio de Colaboración para el Desarrollo del Programa de Investigación y Conservación de los Espacios Naturales Protegidos”, tal y como han sido los proyectos de restauración de la Laguna de Sariñena, la mejora de hábitat en los Montes de la Cuenca del Jiloca, la difusión y señalización de los humedales Ramsar de las Saladas de Sástago-Bujaraloz y de los Tremedales de Orihuela, la recuperación de balsas y aljibes en el entorno estepario de Valmadrid, o la recuperación de frezaderos en la cuenca alta del río Guadalope.

En todas estas actuaciones, ejecutadas a través de las empresa públicas Tragsa y Sodemasa, y conforme a lo establecido en el Convenio, se ha dado prioridad para el desempeño de los citados trabajos a la ocupación de personas en riesgo de exclusión social a través del programa “INCORPORA” de la Fundación La Caixa, que tiene por objeto facilitar el acceso al mundo laboral de colectivos especialmente frágiles, y que cuenta con una amplia red de empresas participantes y entidades adheridas al programa. En el total de estas actuaciones han participado 17 personas en esta situación en riesgo de exclusión social.

  • Bosque de rebollos donde se ha realizado el resalveo. Mesa informativa.

Formulario para comentar el contenido:



Dirección de Comunicación del Gobierno de Aragón Contacto
Teléfono de contacto: 976 714 000

  • RSS
  • Facebook
  • Flickr
  • Twitter
  • Youtube
  • Ivoox